2ª oportunidad

LAS RESPUESTAS A SUS PREGUNTAS SOBRE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

 Desde que entrara en vigor la segunda oportunidad en virtud de la Ley 25/2015, de 28 de julio, nuestros profesionales han ayudado con éxito a diferentes clientes a conseguir realmente deshacerse de sus deudas derivadas de negocios infructuosos o de simples situaciones de endeudamiento por créditos y productos financieros contratados sin el debido conocimiento de sus riesgos e implicaciones.

Mientras otros despachos y profesionales hablan y teorizan, nosotros llevamos años trabajando con nuestros clientes en la planificación de la estrategia y tramitando expedientes.

En el caso de que usted esté inmerso en una rueda diaria de llamadas y notificaciones por reclamaciones de deudas derivadas de sociedades y negocios fallidos y actualmente sin actividad (sociedades zombis), debe pensar que es posible salir de esa situación si

  • su pasivo tiene la adecuada configuración para acogerse a la segunda oportunidad
  • está dispuesto a deshacerse de su actual patrimonio y
  • cuenta con los profesionales adecuados: contacte con Intuita.

¿Cuál es su caso de entre los siguientes?

Es usted persona no empresario y su pasivo está compuesto mayoritariamente por deudas con entidades financieras, aseguradoras u otro tipo de proveedores prestadores de servicios.

Si este es su caso, le garantizamos un resultado exitoso de su procedimiento de segunda oportunidad, con la exoneración de su pasivo siempre que esté dispuesto a deshacerse también de los bienes y/o derechos que conformen su activo a día de hoy.

 

Usted ha sido empresario y sus deudas pertenecen en primer término a sociedades a las que usted avala

Cuando su deuda viene arrastrada de sociedades inactivas y negocios fracasados, debe saber que, con mucha probabilidad, no habrá una derivación automática de responsabilidad por las deudas contraídas por aquéllas sociedades, por lo que nuestros profesionales son capaces de conseguir la extinción definitiva de esas sociedades para que no continúen generando deudas por intereses, sanciones y recargos, en primer lugar, y para determinar si será o no esperable una derivación de responsabilidad al administrador.

En este caso, puede darse el caso de que esas deudas se extingan mediante procedimientos concursales de sus sociedades, y que ni siquiera haya que acudir a un proceso de segunda oportunidad, lo que dependerá en gran medida de las garantías personales concedidas.

Entre sus acreedores figuran la Hacienda Pública y la Seguridad Social

Este es, probablemente, el supuesto más habitual tanto para empresarios como para los que simplemente se han endeudado por hipotecas, préstamos y micropréstamos financieros.

Esta situación requerirá de una mayor planificación de la estrategia a seguir y de cálculos muy precisos para evitar perder una ocasión de la que sólo gozará una vez y conseguir la mayor quita posible de su deuda.

A diferencia de lo que muchos otros abogados entienden, en Intuita defendemos que es posible eliminar determinados créditos públicos en atención a las circunstancias individuales y si se han dado los pasos adecuados a lo largo de la tramitación del proceso desde su inicio, pues el simple hecho de no haber intentado un acuerdo extrajudicial de pagos, por ejemplo, puede condicionar el resultado final. Ya existe Jurisprudencia que avala esta teoría, y nosotros nos vamos a encargar de que usted salga mejor de esta situación de como empezó.

¿Porqué elegirnos?

  • Porque estamos especializados en procesos concursales y de segunda oportunidad.
  • Porque conocemos qué es un acuerdo extrajudicial de pagos y cómo ejecutarlo, lo que nos garantiza que sus acreedores nos escucharán y conseguiremos reducir el importe de su deuda (quitas) o aplazar los pagos hasta 10 años para que usted pueda afrontarlos (esperas).
  • Porque focalizamos en la planificación de la estrategia como clave para el éxito en un proceso de segunda oportunidad. Analizaremos con detalle su situación para saber qué camino tomar de entre las diferentes alternativas que la Ley permite.
  • Porque estudiaremos la configuración de su deuda y nunca le diremos que se acoja a la segunda oportunidad si no consideramos que existen altas probabilidades de éxito. Su resultado es nuestra reputación.

No tenga duda de que contar con los profesionales de Intuita es la mejor manera de comenzar por su parte.